Coronavirus y mascotas

Estudios más relevantes sobre Coronavirus y mascotas

Coronavirus y mascotas

 

El Covid-19 pertenece a una gran familia de virus llamados Coronavirus, que son viejos conocidos de los veterinarios por las enfermedades que producen tradicionalmente en perros y gatos, así como en otras especies domésticas.

Los Coronavirus que afectan a nuestras mascotas son α Coronavirus , mientras que el Covid-19 es un β coronavirus.

La infección natural de un humano a una mascota es rara, asintomática o muy leve dependiendo de la especie afectada si se produce y de corta duración en el tiempo

Las infecciones detectadas en mascotas han sido las de dos perros en Hong Kong, que resultaron positivos, pero asintomáticos, un gato en Bélgica que desarrolló un cuadro clínico leve con signos digestivos y respiratorios, así como un tigre que resultó positivo en Nueva York, con un cuadro muy leve.

En China, en la región de Duham, se ha realizado un estudio en 102 gatos, gatos con dueños positivos a Coronavirus y gatos callejeros y se ha comprobado que tan solo un 15% de ellos presentaba anticuerpos frente al Coronavirus, así como que el nivel serológico de estos anticuerpos era muy bajo. Al realizar las PCR en ninguno de ellos se pudo detectar la presencia del Coronavirus.

Experimentalmente, se ha expuesto a 5 gatos a dosis muy elevadas de coronavirus en laboratorio, y solo en tres de ellos se pudo aislar el Covid-19. Tras exponer a estos gatos al contacto con otros gatos, en espacio cerrado y pequeño, sólo en un gato se produjo dicha transmisión.

El laboratorio de referencia más importante en veterinaria, ha realizado test mediante PCR a 5000 gatos de zonas afectadas por coronavirus, y ninguno de ellos ha dado positivo al Covid-19.

De todos estos experimentos podemos concluir que la transmisión del coronavirus se produce de humano a humano.

Se podrían producir casos anecdóticos en los que el dueño contagie al animal, pero no al revés.

El riesgo de las mascotas de ser infectados y aún más, de desarrollar la enfermedad es muy bajo, y se puede producir por contaminación ambiental o colonización transitoria que no revierte a enfermedad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *